Posteado por: Matilde Amorell | Lun 14 febrero, 2011

love is in the air

He caminado por el centro de Caracas hasta Parque Central con globos de helio en forma de corazones y ampollas en los pies, acompañando a una amiga que los llevaba para su novio, hoy esposo, el día de los enamorados. Debo agregar que íbamos a nuestro lugar de trabajo. Este es un claro ejemplo de cuando no te importa nada por ayudar a una amiga y/o por sorprender a tu novio.

Le he pedido el teléfono a una recién conocida compañera de trabajo para poder llamar a mi aún no novio, hoy esposo, para saludarlo. En ese momento trabajaba en un Ministerio Público, recién llegada, por lo que no tenía teléfono en mi oficina, seguramente sin saldo en mi celular, no aguantaba las ganas de oír su voz. Hasta el sol de hoy pienso que su voz, bien valió la pena. Ciertamente en el lío que me metí, pues quién iba a saber que hoy sería el padre de mi hijo.

Le he mentido a mi mamá con respecto a mi destino y compañía para poder escaparme con mi novio, hoy esposo, para la playa, con llamada a la policía por presunto secuestro. Hoy confieso que no sólo tenía a una amiga de cómplice, por cierto la misma de los globos, sino también a mi abuela.

He llevado y acompañado a una amiga a un lugar desconocido en Trujillo para quedarnos hospedadas donde una medium que la iba a ayudar a ella a resolver sus problemas amorosos y quien termino llorando todo el fin de semana fue quien suscribe.

Le he comprado pastillas anticonceptivas a una menor de edad, pero con suficiente edad, por cuidarla de accidentes innecesarios, pensando que no podía otra cosa hacer para evitarlo.

He pedido muchos cigarros para hablar con desconocidas y presentárselas a mis amigos sólo por diversión. Fue así como conocí a un modelo cuya inteligencia era inversamente proporcional a su buenmozura. Vale decir que era muy muy bien parecido, por no decir que era muy muy bruto.

Me he obligado a salir de noche para experimentar la diversión nocturna de la cual se supone todos los universitarios deben gozar en sus años mozos. Y la verdad me la goce. Deje que pagarán tragos por mi, sin dar nada a cambio.

Viaje sola por el mundo, bueno par de ciudades, recorriendo calles desconocidas con ninguna otra compañía mas que un mapa mal doblado y mis ganas de curiosear una ciudad. Sentí la exquisita sensación de complacerme en todos mis antojos de turista sin preguntar a otros por los suyos.

Recorrí Barcelona en bicicleta con una amiga quién me invitó a tal aventura. Uno de los mejores recuerdos que conservo.

Recorrí Tobago en moto con mi recién esposado esposo. Una de las mejores experiencias de nuestra luna de miel.

Empecé este post pensando en escribir las cosas que he hecho por amor. Pero se convirtió en recuerdos desordenados que me complace recordar.

En retrospectiva pienso que es maravilloso las cosas que he logrado hacer, que pienso que quizás hoy no sería capaz de hacer. Esto me hace recordar que soy capaz de hacer eso y mucho más.

Anuncios

Responses

  1. El amor ciertamente esta en el aire, dejarlo fluir con naturalidad es lo mejor que podemos hacer en esta vida.

    Un saludo desde http://lunare.wordpress.com/ ojala puedan pasar a dejar un comentario en mi blog gracias de antemano.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: