Posteado por: Matilde Amorell | Dom 9 mayo, 2010

la mejor mamá del mundo

Me encanto que me contaras como hiciste para enseñarme a usar los pañales. Simplemente dejaste de ponerlos y estuviste pendiente, después que tomara o comiera algo, de preguntarme si tenía ganas de visitar el baño.

Jamás quisiste que me buscara un transporte porque no te gustaba que estuviera paseando por las calles de Caracas antes de llegar a mi casa. Así que durante casi 14 años me llevaste y me buscaste en el colegio. Con pocas excepciones y algunos días de retraso.

Hiciste mi comida, que llevé en mi lonchera, hasta el día que me casé. No la dejabas preparada de días anteriores, la preparabas la misma mañana para que estuviera lo más fresca posible. Ahora preparas comida de más para que me la lleve a mi casa y resuelva algunos almuerzos con mi esposo.

Me llevaste a todos los parques cercanos a la casa, el Tolón era mi preferido, siempre te quedabas viendo como yo manejaba los carritos chocones, el helicóptero o la avejita en la que me gustaba montarme o la montaña rusa amarilla. Igual era con las vacaciones. Desde chiquita me llevabas a la playa aunque fuera en carrito por puesto, jugábamos con las olas en el mar a la lanchita. Yo era la lanchita.

Te encargaste de prepararme los mejores cumpleaños de todos, con piñatas, animes, payasos, todo, las mejores tortas. Todavía en mi matrimonio preparaste pasapalos y dulces, todo quedo espectacular, con cuanto cariño lo hiciste.

Me enseñaste a rezar el angelito de la guarda antes de dormir. Siempre estuviste allí para mi, cuando tenía mis pesadillas y gritaba Maaaaa! en la mitad de la noche, inmóvil del susto esperando que durmieras conmigo. También con las fiebres en las que veía puntos de colores, con las inyecciones que odiaba ponerme. Me llevaste a clases de música que bien lejos eran de la casa, a las clases de natación, a las prácticas de piano. Todo eso y más lo haz hecho por mi.

Con el paso del tiempo nos ha costado un poco comunicarnos. Pero no pierdo la esperanza que con la madurez de los años logremos acercarnos cada vez más. Respetarnos. Ha sido mucho lo que haz dado por mi, lo que me haz enseñado, los momentos en los que me haz acompañado. A veces crees que no lo recuerdo, que no me doy cuenta, pero la verdad es que lo tengo bien presente. Te amo mucho.

Anuncios

Responses

  1. Por favor, no dejes de compartirlo con ella…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: