Posteado por: Matilde Amorell | Vie 23 abril, 2010

el trauma de la lluvia

Cuando era chiquita me encantaba la lluvia. Todavía en mi familia me recuerdan como decía muy contenta “esta lluviendooo!!!“. Me producía una emoción enorme, me encantaba el olor, el sonido, al tacto, a la vista, era una disfrute para todos los sentidos.

Un día, veníamos mi mamá y yo de las clases de música, en una cola infinita por la cota mil a las 6 de la tarde, desde La Florida rumbo Macaracuay. Recuerdo veníamos escuchando a Marianela Salazar en RQ910. Empezó a llover y se me ocurrió decir: “que rico! esta lloviendo, me encanta cuando llueve de noche“. A lo que mi mamá me contestó con un tortazo de realidad, algo como que cuando llueve de noche los deslaves consiguen a la gente dormida, las personas amanecen tapeadas, se caen los ranchos, se muere la gente y cualquier cantidad de calamidades.

Se imaginarán que hasta ese día llego mi entusiasmo por las lluvias nocturnas. No mas disfrute de una noche fría con olor a lluvia bajo una gruesa cobija. Se acabo mi capacidad para añorar el sonido de la lluvia mientras duermo. Me imaginaba las goteras de los ranchos inundando la única habitación, los recogelatas empapados bajo los puentes, niños enfermos por no tener donde protegerse del frío, hasta en los perritos de la calle pensé. Desde ese día no puedo dejar de preocuparme cuando llueve, es un sentimiento automático. Ni siquiera me pregunten por qué me preocupo o por quién, simplemente me preocupo.

La lluvia produce coleados, choques, el tránsito se pone insoportable, la ciudad se colapsa, los peatones van mojándose los pies, las cabezas, los carros se accidentan, el sistema de drenaje revela su caos. Desde la perspectiva del vaso medio lleno: el embalse sube su nivel, el paisaje se pone más verde, baja el calor aunque aumenta la humedad. Pero todavía no me logro convencer que son más las cosas buenas que malas las que produce la lluvia. Creo que la conclusión mas sencilla sería decir que nada en extremo es bueno.

Espero con esta catarsis superar un poco mi trauma y preocuparme menos por situaciones que están fuera de mi control. No sentirme mal cuando secretamente respiro el aire de lluvia y lo disfruto.

Anuncios

Responses

  1. Me gustó el blog, estuve un rato leyendo, y la lluvia trae recuerdos desde arriba para regarse y volver a nacer…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: